Ayurveda para el equilibrio estacional y Ritucharya de Primavera

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

 

El Ayurveda es el sistema ancestral hindú de medicina natural y holística. Al traducirse del sánscrito, Ayurveda significa “la ciencia de la vida” (la raíz en sánscrito ayur significa “vida” o “longevidad” y veda quiere decir “ciencia”).

Mientras que la medicina alopática tiende a centrarse en el manejo de la enfermedad, el Ayurveda nos provee del conocimiento necesario para evitar la enfermedad y, en caso de que ésta ocurra, cómo eliminar su causa última.

¿Cuáles son los principios básicos del ayurveda?

La sabiduría del Ayurveda fue transmitida oralmente mediante un linaje de sabios en India hasta que fue recopilada en textos hace más de cinco mil años. Los escritos más antiguos que se conocen del Ayurveda son el Charaka Samhita, Sushruta Samhita, y el Ashtanga Hrudaya. Estos textos detallan los efectos que los cinco elementos del sistema cósmico – tierra, agua, aire, fuego, espacio – tienen sobre nuestro organismo y exponen sobre la importancia de mantener los elementos en equilibro para tener una vida sana y feliz.

Según el Ayurveda, cada persona será influenciada por ciertos elementos más que otros. Esto se debe a su prakriti, o su constitución natural. El Ayurveda caracteriza las diferentes constituciones en tres doshas diferentes.

  • Vata dosha, donde predominan los elementos del aire y el espacio.
  • Pitta dosha, donde predomina el elemento fuego.
  • Kapha dosha, donde los elementos tierra y agua predominan.

El dosha afecta no sólo la forma del cuerpo sino también tendencias corporales (como preferencias alimentarias y digestión), la temperatura de la mente y las emociones. Por ejemplo, el elemento tierra en personas con Kapha dosha es evidente en su tipo de cuerpo sólido y robusto, su tendencia hacia una digestión más lenta, su memoria fuerte y su firmeza emocional.

El prakriti de la mayoría de las personas está formado por una combinación de dos doshas. Por ejemplo, las personas que son “Pitta Kapha” tendrían tanto las tendencias de Pitta dosha como las de Kapha dosha pero con predominio de Pitta. Al entender las cualidades de nuestra constitución natural, podemos hacer mejor lo necesario para mantenernos equilibrados.

Nuestra naturaleza (o dosha) responde a los cambios de estación. Ya sea tu dosha principal Vata, Pitta o Kapha, las propiedades de esa dosha se elevarán en función de la estación en que estemos.

 

La primavera. Es tiempo de renovación, por lo que debemos estar alertas porque el clima influye intensamente en todas las debilidades constitucionales y cada una resulta afectada de manera distinta en cada estación. Por lo tanto, algunos hábitos de invierno deben ser cambiados para evitar el desequilibrio. Según el Ayurveda cada dosha se agrava en una determinada estación, dependiendo de sus cualidades dominantes, así tenemos que:

  • VATA: Se afecta más durante el otoño y a principios del invierno.
  • PITTA: Se afecta durante el verano.
  • KAPHA: Se agrava al final del invierno y en primavera.

Los períodos en los que se pasa de una estación a otra y en los que hay confusión en el clima incluso para la misma naturaleza se reflejan también con confusión en nuestro organismo. Al final del invierno hay un poderoso flujo kapha que se produce cuando la nieve se derrite y la savia comienza a circular por la naturaleza, entonces en nuestro interior se agrava el dosha kapha. Muchos de nosotros podemos estar experimentando un poco de flema, tos, estornudos, falta de energía o lentitud extra.

¿Cómo influye la naturaleza en nuestro organismo durante la primavera?

“En primavera, el Kapha que se ha acumulado en el cuerpo durante el invierno se licúa por el calor del sol. Como resultado, la digestión y el metabolismo pueden verse afectados y pueden surgir un gran número de problemas. La dosha Kapha tiene las cualidades de frío, líquido, pesado y viscoso. Por esta razón, mucha gente experimenta secreción nasal durante varios días en primavera (líquido, viscoso) y la cabeza pesada. Incluso en primavera el cansancio no es más que un exceso de Kapha”. Tomado del Charaka Samhita, el libro de texto clásico ayurvédico.

Si seguimos con las costumbres de invierno, como por ejemplo, comiendo comidas pesadas, tendremos mayor propensión a los mocos, resfriados, gripes, tos, pesadez y letargo. Esto lo podemos controlar con la purificación regular, lo ideal es eliminar el exceso de kapha cuando aún es invierno y no ha llegado la primavera, lo que nos evitará enfermedades de naturaleza kapha cuando finalmente se instale la primavera.

Los elementos Agua-Tierra y sus cualidades se incrementan de forma natural en esta estación.

La primavera es la época perfecta para mantenernos activos, podemos ir de excursión por la naturaleza disfrutando de los brotes y de la floración. También podemos (si aún no lo hemos hecho) probar el Ashtanga Vinyasa Yoga, es una forma de yoga dinámico que practicado con una correcta respiración purifica el cuerpo físico y elimina bloqueos emocionales. La primera serie de Ashtanga Yoga es conocida en sánscrito como Yoga Chikitsa, que significa Yoga Terapia, es un proceso de sanación, limpieza y tonificación para el cuerpo, mente y los sentidos. Esta acción terapéutica ocurre dentro del cuerpo a través de una compleja red de canales sutiles conocidos como nadis, por donde la energía de la vida (prana) fluye, siendo esta la fuente de sanación de la primera serie de Ashtanga Yoga.

La Rutina Estacional o Ritucharya nos permite adaptarnos a los cambios climáticos y atmosféricos que se producen con la sucesión de las distintas estaciones. Todos estos cambios influyen en nuestro cuerpo y nuestra mente.

“En primavera, el Kapha que se ha acumulado en el cuerpo durante el invierno se licúa por el calor del sol”.

Por lo que debemos estar activos y recordar que el sedentarismo aumentará a Kapha dosha.

El clima cambia, hay más horas de luz, aumento de la temperatura, humedad y estos cambios siempre tienen un efecto en nosotros.

Durante la primavera, Kapha está aumentado y agravado. Los desequilibrios de este dosha, generados en invierno, aparecen en primavera.

Estos desequilibrios se pueden manifestar a nivel físico y mental.

  • A nivel físico como:

Resfriados, gripes, alergias respiratorias, aumento de peso, retención de líquidos, cansancio y mucosidad.

  • A nivel mental como:

Apatía, dejadez, inercia mental y depresión.

Ese exceso de Kapha se convierte en líquido y comienza a moverse. Los constipados en esta estación son acumulaciones producidas en el invierno que necesitan salir del cuerpo, ser eliminadas. La primavera es un buen momento para realizar tratamientos de desintoxicación, ya que esta estación ayuda al cuerpo en sus procesos de limpieza y desintoxicación.

Consejos que pueden ayudar al equilibrio estacional o Ritucharya de Primavera:

  • Intentar madrugar y no dormir la siesta. Si te sientes somnoliento después de comer, puedes dar un pequeño paseo que te ayudará a despejarte.
  • Realizar con regularidad algún tipo de ejercicio, si puede ser al aire libre. Fomentar aquellas actividades que te motiven y te mantengan activo.
  • Cada mañana practica una serie asanas dinámicas, “Saludos al Sol” (Surya Namaskar), vinyasas varios, comenzando con las primeras rondas suaves y aumentando la intensidad de forma controlada fluida y consciente.
  • La alimentación tendrá que fortalecer el fuego digestivo (agni). Es importante que el desayuno y la cena sean ligeros e incluyan alimentos calientes, siendo la comida principal del día la del mediodía que será cuando el fuego digestivo esté más alto.
  • Podemos incluir en la dieta los 6 sabores (rasas) en esta época del año, pudiendo predominar el picante, el amargo y el astringente. Alimentos, hierbas y especias que sean astringentes, amargas y picantes como la rúcula, espinacas, acelgas, col rizada, rábanos, berros, espárragos (es época de abundancia y ahora fácil de encontrar).
  • Es conveniente añadir especias como el jengibre fresco rallado, semillas de mostaza, pimienta negra, la cúrcuma, el comino y la canela en las comidas.
  • Reducir al máximo el consumo de alimentos grasos, fríos, dulces y salados y evitar en la medida de los posible, lácteos, carnes, embutidos y alimentos precocinados y/o enlatados.
  • Intenta no comer tanto trigo (a menos que sea sarraceno) y arroz, en su lugar puedes introducir la cebada, la quinoa y el mijo en  algunas comidas de la semana.
  • Masajes con aceites (mostaza, comino, ayurvédicos...) que reduzcan Kapha, como el Abhyanga y Udvartana, que ayudan a estimular el metabolismo y eliminar toxinas.

By Angélica Suryaswarupa 02/04//2018.

Solicita información de Masajes Samsara, Abhyanga y Udvartana en hola@samsarayogawellness.com.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: